lunes, 29 de junio de 2009

PIONEROS DEL AEROBICS

DR. KENNETH COOPER
AUTOR DEL LIBRO "AEROBICS"
JACKIE SORENSEN
PIONERA DE LA MUSICALIZACIÒN Y COREOGRAFÌA AERÒBICA
GIN MILLER
CREADORA DEL STEP



domingo, 28 de junio de 2009

MITOS Y REALIDADES






  • SAUNAS: El alto calor en un sauna seco o hùmedo ocasiona la pèrdida temporal de agua en forma de sudor. NADA DE GRASA SERÀ DISUELTA. Los saunas son posiblemente peligrosos para personas hipertensas y mujeres embarazadas.


  • BANDAS VIBRATORIAS: La grana no necesita ser aflojada para ser utilizada por el cuerpo como fuente de combustible. Las bandas, rodillos y baños de burbujas no hacen nada, sòlo remueven y agitan la grasa. Esta agitaciòn algunas veces violenta puede ser dañina.


  • ENVOLTURAS PARA EL CUERPO: Estas pueden ocasionar temporalmente la pèrdida de agua o la compresiòn de la piel, dando la ilusiòn de centìmetros perdidos; la cintura apretada o las caderas "reducidas" ràpidamente regresan a su estado original.


  • ESTIMULADORES ELÈCTRICOS: Las promesas que prometen este tipo de aparatos en realidad son un fraude.


  • TRAJES PARA SUDAR: Los trajes para sudar, los trajes de hule y otras prendas similares para estimular la pèrdida de grasa a travès del sudor, en realidad lo que ocasionan son pèrdida de agua. Lo peor, es que estos trajes dañan la regulaciòn del calor evitando la evaporaciòn del sudor. Esto puede conducir a una deshidrataciòn severa y aùn a un choque por calor.

JÒVENES PROMESAS DEL FUTURO

MARGARITA RAMÌREZ


CARLOS ADRIAN ESPINOSA

YOLANDA ROCHA



EL NEGOCIO DEL EJERCICIO




Al iniciar el proyecto de nuestra empresa relacionada con la actividad física, después de haber pasado por todo el plan perfectamente estructurado, la parte siguiente y de vital importancia es el personal que va desde la dirección general hasta el último peldaño, recordemos que en toda la estructura de trabajo todos debemos laborar como una unidad, no puede haber áreas independientes sino un verdadero “equipo de trabajo”.

La selección adecuada de cada uno de los miembros que formarán parte de nuestro personal es la clave para el éxito, todos y cada uno de los que trabajarán para nuestro club o gimnasio deberán contar con las características y perfil necesarios para cada área determinada.

Todas las funciones que realizarán los empleados se interrelacionarán entre ellas mismas, por ello si alguno no tiene las características para realizar determinado trabajo puede perjudicar a todos los demás.

La asignación de nuestro presupuesto para la contratación de nuestro personal deberá ser bien fundamentada, puesto que de él dependerá el número y calidad de empleados que debemos tener.

El objetivo, misión y meta de nuestra empresa deberán ser conocidos, entendidos y comprendidos por todos nuestros nuevos empleados, de esa manera todos sabremos hacia dónde nos dirigimos. La sensibilización del personal hacia este punto es fundamental puesto que si iniciamos labores sin saber ni cómo, ni a dónde, ni por qué lo hacemos, nuestro proyecto no tendrá los resultados anhelados.

Todas las empresas de éxito tienen como factor común una gerencia con liderazgo. Un líder es el que sabe hacia dónde va a llevar a la empresa. Por lo tanto los posibles candidatos a gerentes deberán contar con las siguientes características o habilidades:

Habilidades y talentos personales: Autoconfianza, autocrítica, educación, objetividad, certeza, firmeza, paciencia, modestia, recibir retroalimentación, generosidad y capacidad de servicios.

Habilidades y talentos de relación: Comunicación, consideración y atención a los demás, convicción en lo que desempeña, sinceridad y transparencia, percepción y sensibilidad, empatía, delegación y negociación.

Habilidades para la dirección de grupos: Definición clara de la misión y los valores, definición de objetivos a lograr, y presencia directiva.

Toda empresa es una concertación humana y es el resultado de los pensamientos, acciones y anhelos de los hombres. Tanto los anhelos como los pensamientos y las acciones, parten de principios y valores éticos a través de los cuales el hombre como individuo y como miembro de la comunidad busca trascender. No puede haber trascendencia sin valores humanos.

Existen cuatro dimensiones básicas a considerar en la actuación ética del líder las cuales se componen de la siguiente manera:

1. Hacia el interior de la organización: dignidad, lealtad, derechos y obligaciones, compromiso, congruencia, valor, sinceridad, justicia, equidad, valores y cultura organizacional, mejoramiento del personal, salud mental y física.
2. Hacia el cliente: Calidad integral y permanente, servicio y garantía integral. En las relaciones laborales: Respeto, valoración y reconocimiento mutuo, confianza, integridad, equidad, colaboración solidaria.
3. Hacia el estado: Respeto, cumplimiento de obligaciones fiscales.
4. Hacia la comunidad: Responsabilidad social y calidad de vida a la comunidad. La contratación adecuada de la gerencia es la base para el buen camino de nuestra empresa, puesto que si reúne las características antes mencionadas el personal que estará a su cargo deberá contar con características similares que la misma gerencia solicitara para realizar el equipo de trabajo antes mencionado.

Todos los trabajadores o empleados deberán contar con aspectos de calidad y especialización en cada una de sus áreas sin olvidar los aspectos humanos como son:

Actitud: Que es el ingrediente de deseo por hacer determinadas funciones, es la conducta adecuada que nos motiva de una persona, es el lenguaje corporal de manifestación abierta a realizar cualquier actividad que en un momento dado se necesite, que es el siempre estar abierto a una sugerencia, a la disposición, a la manifestación de “confía en mí”.

La empatía: Es ponerse en los zapatos del otro, imaginar que si yo fuera él qué sentiría de determinada actitud que estoy tomando en un momento dado, comprenderlo antes de que me comprenda.

La apariencia: Es importante que cada empleado transmita confianza hacia los socios del club, por eso la apariencia de su persona en su respectiva área es importante, simplemente lo primero que se nos presenta de una persona es su apariencia y si ésta es muy adecuada ya ganamos una parte grande de nuestro mensaje.

El respeto: En nuestro tipo de negocio es común que por el mismo grado de confianza de personal y socios algunos confundan y después se generen problemas. El respeto hacia nosotros mismos y con los socios es fundamental, hay que llevarnos bien pero guardar una distancia que permita que todos y cada uno de los socios tenga buenos comentarios de nuestras relaciones interpersonales.

Intuición: Intuir o adelantarse a lo que los socios pueden solicitar, de esta manera podremos analizar más fácilmente lo que a los socios les puede o no agradar para mejorar nuestro servicio.

Sumados los puntos anteriores a las características individuales de cada área tendremos personal de mejor calidad.


Los instructores de las áreas de actividades físicas (aerobics, jazz, ballet, hawaiano, pesas, artes marciales, natación, tenis, etc.) deberán presentar un currículo que conste de sus conocimientos generales, además de ser posible que estén en certificaciones constantes avaladas por organizaciones u organismos de validez oficial.

El objetivo de contar con la mejor instalación posible y el mejor personal es sin duda la satisfacción del cliente, si queremos ser líderes junto con nuestra empresa tenemos que actuar en base a esto y convencer a todo el personal para que así sea.

Resumir el buen servicio al cliente se llama respeto. Respetarlo en su tiempo, su inteligencia, en su integridad.

Los clientes detestan la incertidumbre. No les gusta esperar y prefieren que les hablen con la verdad. No hagan crear o vender ilusiones, sólo vende el servicio que tiene pero que éste sea de la mejor calidad y confiable.

sábado, 27 de junio de 2009

INSTRUCTORES QUE HAN HECHO HISTORIA II

SALVADOR MUÑOZ

MA. ELENA BUJONS

KAROL JIMÉNEZ



KARINA JIMÉNEZ


BLANCA LUZ SÁNCHEZ




ALEJANDRO ROMO




ACTIVIDAD FISICA Y OBESIDAD



El tipo, duración y nivel de intensidad de la actividad física que realiza una persona influyen tanto en la patogenia como en la respuesta al tratamiento de la obesidad. Considerando que se ha demostrado que el ejercicio físico es una herramienta terapéutica eficaz en el manejo integral de las personas obesas, es necesario precisar los fundamentos, la metodología y los objetivos de su aplicación
La capacidad de trabajo físico es la capacidad de un sujeto para realizar un trabajo con agrado y sin sensación de fatiga. No implica necesariamente la ejecución de un esfuerzo máximo, sino más bien el desempeño de un individuo en sus roles habituales laborales y de recreación. En los inicios de la humanidad, el hombre necesitó un gran poder físico para sobrevivir, el que se logró gracias al trabajo y lucha continuos, que dieron fuerza y habilidad a su cuerpo. De esta manera, sus características anátomo-fisiológicas se perfeccionaron para el movimiento y la acción, por lo que el aparato locomotor y sus órganos de servicio constituyeron la parte principal de su masa corporal total. En la actualidad, la disminución del tiempo libre, el exagerado reemplazo del esfuerzo físico humano por la tecnología, el aumento de agentes estresantes con la consecuente fatiga mental y física, etcétera, tienden a disminuir los requerimientos de gasto energético en los individuos. Estos factores, sumados al deterioro funcional propio del envejecimiento, disminuyen la capacidad de trabajo físico, con pérdida de la eficiencia mental y física, pudiendo predisponer a enfermedades cardiovasculares, respiratorias y artro-músculo-esqueléticas. También pueden causar trastornos psicológicos y metabólicos, ya que los estímulos insuficientes deterioran las funciones mientras que los supramáximos suelen ser iatrogénicos.
ENTRENAMIENTO FISICO
La capacidad de desempeño físico depende de factores hereditarios, somáticos, ambientales y psicológicos. El aumento del nivel de actividad, lograda a través del entrenamiento, puede modificar en forma significativa esta capacidad. El entrenamiento físico consiste en someter al organismo a una carga o tensión de trabajo de intensidad, duración y frecuencia suficientes para producir cambios adaptativos observables o medibles. Para lograr un entrenamiento es necesario exponer al organismo a una tensión mayor de la que efectúa normalmente. Por lo tanto, para lograr cambios biológicamente correctos resulta imprescindible calcular con precisión la intensidad del esfuerzo. La intensidad requerida aumenta a medida que mejora el desempeño en el curso del entrenamiento. Estos conceptos son de gran importancia, teniendo presente que estímulos submínimos no producen adaptaciones.
Principios generales del entrenamiento
Estrés fisiológico o sobrecarga:
Consiste en exponer a un sistema a una sobrecarga funcional. Las variables que se usan son frecuencia, intensidad y tipo de ejercicio.
Principio de especificidad:
Se refiere a que los cambios adaptativos específicos anátomo-fisiológicos y/o metabólicos, dependen del tipo de estrés empleado. Por ejemplo, aquellos ejercicios que mejoran la fuerza muscular poco o nada contribuyen a mejorar la resistencia a la fatiga.
Principio de individualidad:
Aun cuando muchos factores contribuyen a la variabilidad de la respuesta individual al entrenamiento, tiene considerable importancia el nivel inicial de acondicionamiento de la persona. La evaluación de todos los componentes de la capacidad de desempeño físico, por lo tanto, resulta imprescindible.
Principio de reversibilidad:
Cuando una función no se ejercita con estímulos mínimos adecuados, tiende a deteriorarse. Una o dos semanas de detención de un entrenamiento, bastan para sufrir deterioro en las funciones.
OBJETIVOS DEL ENTRENAMIENTO FISICO
A continuación revisaremos someramente los principales objetivos del entrenamiento físico.
Estimulación de los sistemas de producción de energía
Las actividades pueden ser clasificadas, dependiendo de la intensidad y duración del esfuerzo, en anaeróbicas, aeróbicas o mixtas. Los sistemas de producción de energía, a saber, adenosintrifosfato (ATP) - fosfocreatina (CP), ácido láctico y sistema aeróbico, operan generalmente en forma simultánea durante la actividad física. Sin embargo, su aporte al total de energía para un ejercicio depende básicamente de su duración e intensidad.
Sistema inmediato, ATP-CP.
La capacidad para realizar una actividad de hasta alrededor de 90 segundos de duración depende principalmente del metabolismo energético anaeróbico. Durante los primeros 6 segundos toda la energía proviene de la degradación de los fosfatos de alta energía, ATP - CP. De esta manera, para producir una sobrecarga de este sistema, el ejercicio intenso debiera durar entre 5 y 10 segundos. Para entrenar las actividades que requieren principalmente de esta forma de energía, el ejercicio debe ser breve y de alta intensidad. El incremento y la mantención de la fuerza muscular en las pruebas de velocidad pura corresponden a este tipo de entrenamiento.
Sistema de tiempo corto, glicólisis.
Cuando la duración del esfuerzo se prolonga más allá de 10 segundos, la fuente de energía inmediata decrece, a la vez que se incrementa aquella proveniente de la glicólisis, con formación de ácido láctico. Con el sistema de entrenamiento a intervalos se puede elevar el umbral del lactato y producir un mejor acondicionamiento anaeróbico.
Sistema aeróbico o de tiempo largo.
Cuando un ejercicio de mediana a mayor intensidad se prolonga más de 3 a 4 minutos, los procesos para la resíntesis del ATP son principalmente aeróbicos. La capacidad para captar, transportar y utilizar O2 en los tejidos condiciona la potencia aeróbica máxima de un individuo (VO2max), la que depende principalmente de la ventilación pulmonar, el gasto cardíaco máximo (Q máx.) y de la máxima diferencia arteriovenosa de oxígeno.
La participación porcentual de hidratos de carbono y lípidos en el metabolismo energético depende básicamente del tipo de trabajo muscular, de su duración, intensidad, del nivel de acondicionamiento físico inicial de la persona, los nutrientes almacenados (especialmente hidratos de carbono) y de la presencia de algunos estados patológicos que afectan la elección del combustible. Dado que la capacidad para utilizar los ácidos grasos como combustible depende directamente de la capacidad aeróbica máxima, para una misma carga de trabajo, cuanto mayor sea el nivel de acondicionamiento físico, mayor será la contribución porcentual de los lípidos al metabolismo energético.
El mejor estímulo del sistema aeróbico de producción de energía es el ejercicio de sobrecarga de los sistemas de transporte de oxígeno, ya sea realizado en trabajo físico continuo o intermitente, en niveles promedio del 70% de la frecuencia cardiaca máxima teórica, manteniendo este estado por lo menos durante 30 a 35 minutos cada vez.
Mejoría de la fuerza muscular
La fuerza muscular es uno de los principales componentes de la capacidad de trabajo físico. Depende básicamente de la cantidad de unidades motrices activadas y de la frecuencia de su contracción. La motivación del individuo, ejerce un importante rol en la mejoría de la fuerza muscular.
Los factores que determinan el desarrollo y la mantención de la masa y la fuerza muscular incluyen la herencia, los factores endocrinos, la función del sistema nervioso, factores ambientales, el estado nutricional, la actividad física y el entrenamiento, que puede ser:
• Entrenamiento de sobrecarga, con ejercicios de resistencia progresiva.
• Entrenamiento isométrico: máxima contracción, sostenida por 6 a 10 segundos.
• Entrenamiento isokinético: consiste en generar fuerza en un movimiento de velocidad preestablecida y constante. Permite al músculo desarrollar su máxima capacidad de generar fuerza a través de todo el rango de acortamiento.
Las principales adaptaciones fisiológicas producidas con entrenamiento de la fuerza muscular son:
• Hipertrofia, con un aumento de diámetro de la fibra muscular, especialmente de las de contracción rápida, por aumento de sus proteínas contráctiles, actina y miosina.
• Aumento de las enzimas creatinfosfokinasa, miokinasa y fosfofructokinasa.
• Mejoría del metabolismo de los carbohidratos.
• Aumento de las reservas de los fosfatos de alta energía (ATP-CP).
• Aumento del glicógeno muscular.
• Aumento de la capacidad anaeróbica.
• Incremento de la resistencia de ligamentos y tendones.
• Aumento del contenido mineral del tejido óseo.
En general, se acepta que un entrenamiento con cargas entre el 60 y el 80 % de la máxima capacidad de un músculo, es suficiente para incrementar su fuerza.
Control del peso y composición corporal
Hay evidencias suficientes que demuestran que el ejercicio físico es una herramienta terapéutica indispensable en el manejo integral del sobrepeso y obesidad. El entrenamiento debe respetar el perfil muy especial del obeso, que incluye una pérdida importante de la capacidad de trabajo físico, especialmente en relación con la resistencia a la fatiga y el desempeño de esfuerzo aeróbico; una pérdida de la autoestima por la imagen corporal alterada, con inseguridad de participar en grupos heterogéneos y frecuente sensación de ser rechazado por el medio. Además suelen existir frecuentes experiencias adversas del ejercicio físico que le condicionan temor y desconfianza acerca de su práctica, bajo nivel de actividad espontánea. Por otra parte, es posible una alteración de la tasa metabólica de reposo, de la termogénesis inducida por los alimentos y de la temperatura corporal basal, alteración de los niveles celulares de adenosíntrifosfatasa, lipoproteína lipasa y del metabolismo activo del tejido adiposo.
Por su bajo nivel de capacidad física, la ejecución de gran parte de las actividades de un obeso suele exceder el 35 - 40 % de su máxima capacidad de trabajo, lo que fisiológicamente es difícil de mantener sin fatiga muscular. Esto condiciona un individuo progresivamente poco activo con un bajo gasto de calorías y con una pérdida progresiva de su capacidad física.
Otros objetivos
Aumento de la movilidad articular:
La movilidad de las articulaciones depende tanto de la indemnidad de sus estructuras propias como de las características de los músculos que la sirven, y del nivel de función que ejerzan regularmente.
Mejoría de la coordinación neuromuscular:
La interacción de los diferentes músculos que participan en un movimiento, o coordinación neuromuscular, permite la realización de un trabajo con el menor costo necesario.
Mejoría de la velocidad de conducción nerviosa.
La velocidad de conducción nerviosa, especialmente de nervios mielinizados, se manifiesta más evidente en movimientos voluntarios, los cuales se pueden perfeccionar mediante el aprendizaje de la técnica y el entrenamiento.
OBJETIVOS ESPECIFICOS DEL ENTRENAMIENTO EN EL OBESO
Mejoría de la capacidad aeróbica.
El entrenamiento debe permitir realizar actividad física de mediana a gran intensidad (60 a 90 % de su frecuencia cardíaca máxima teórica), por períodos prolongados (35 a 60 minutos), con sobrecarga del sistema de transporte de oxígeno, con pequeña participación anaeróbica y sin sensación de fatiga. En estas condiciones, en los primeros 30 min el 50% de la energía proviene de los ácidos grasos, alcanzando a los 120 minutos el 80%.
La mejoría de esta condición puede transformar al paciente en un excelente quemador de calorías con el ejercicio. También puede producir un aumento de la termogénesis post-ejercicio y de la tasa metabólica de reposo. Asimismo puede aumentar la sensibilidad periférica a la insulina y mejorar la regulación del apetito.
Para lograr lo anterior se necesita que el obeso se entrene con una frecuencia de tres veces a la semana, con una duración de alrededor de sesenta minutos por cada sesión, manteniendo estable la carga de estímulos fisiológicos a lo menos 30-35 minutos, con ejercicio continuo o intermitente.
Caminar puede ser el ejercicio de elección. Por ejemplo, un individuo de 98 kg que camina a regular velocidad (2-3 km/h), gasta 7,8 cal/min, 470 kcal por hora, 14.400 kcal mensuales (equivalente a 1,8 kg de tejido graso). En teoría, en un año esto podría llevar a la pérdida de alrededor de 22,5 kg de tejido graso. Aunque esto no suele suceder en la realidad, muestra el potencial que tiene el ejercicio físico en la pérdida de peso.
La intensidad es el factor más crítico en lograr cambios adaptativos. Refleja, como se señaló anteriormente, tanto la cantidad de energía requerida como el sistema específico que provee la energía. La intensidad puede ser expresada como calorías gastadas por unidad de tiempo, como porcentaje del máximo consumo de O2, como un porcentaje de la frecuencia cardíaca máxima teórica o como un múltiplo de la tasa metabólica de reposo. El parámetro más usado en clínica es la frecuencia cardíaca, que tiene una relación bastante estrecha con el VO2 máx. Por ejemplo, un 70% de FCM en ejercicio corresponde, más o menos, al 50-55% del VO2 máx. En términos prácticos, corresponde al nivel de actividad en que una persona puede realizar un ejercicio y sostener una conversación a la vez.
Idealmente, la determinación de intensidad debe realizarse a través de una prueba de esfuerzo, con electrocardiograma y con medición directa de consumo de O2, para establecer el umbral anaeróbico, aeróbico, ventilatorio o metabólico. Es útil practicar un electrocardiograma de esfuerzo a toda persona mayor de 35 años, aun cuando no presente otros factores de riesgo de enfermedad coronaria.
Aumento de la fuerza muscular.
El aumento de la fuerza muscular permite una menor pérdida de tejido muscular durante una dieta hipocalórica y la normalización de la composición corporal, con incremento de la masa libre de grasa, de la capacidad de trabajo físico y de la remodelación corporal.
CONCLUSIONES
Cualesquiera sean los objetivos del entrenamiento, éste debe planificarse individualmente en relación con el nivel inicial de la capacidad de desempeño físico de la persona, duración y progresión en intensidad, el tipo de ejercicio, el estado del sistema artro-músculo-esquelético, las patologías agregadas, etcétera. Es preferible invertir tiempo al comienzo del entrenamiento en una cuidadosa evaluación, instrucción sobre los ejercicios y extremada cautela en la progresión de la intensidad, que exponerse a producir lesiones, fatigas por sobrecarga y posible pérdida de la motivación, con el consecuente abandono de la terapia.

CHI BALL



Mónica Linford ideó el método de la bola del Chi después de sufrir del síndrome crónico de la fatiga en los años 90.
Después de conocer a un médico de la medicina china tradicional (TCM), ella aprendió que un acercamiento holístico y equilibrado ayuda enormemente a mejorar la salud.
Mónica comenzó a integrar en su enseñanza de los formatos modernos del ejercicio los principales puntos de la filosofía de TCM's del balance, llamada Ying y Yang. Después de tres años de un estudio más intenso de la medicina oriental, Mónica introdujo la primera presentación de su programa de la bola del Chi para ejercitar a entusiastas en Adelaide, Australia del sur. Esto dio lugar presentar su programa en Australia, el continente europeo y a dar conferencias en los EE.UU. y en 1999 a ser comisionado para escribir su libro acerca de la bola del Chi por Thorsons Publishers.
El método de la bola del Chi es un trabajo en proceso. La inspiración y las ideas de especialistas altamente cualificados y los médicos alrededor del mundo han contribuido con sus conocimientos y experiencias a realzar y desarrollar los cinco elementos sobre los que se fundamenta el programa de la bola del Chi.
La meta del método de la bola del Chi es tender un puente sobre el boquete que presentan los programas occidentales modernos del ejercicio de la aptitud del deporte con las cinco filosofías del ejercicio de mind/body/spirit que tengan raíces antiguas y modernas: (TaiJi-QiGong, Yoga, Pilates, Feldenkrais, Meditación).
Hasta la fecha un porcentaje grande de los estudiantes de la bola del Chi alrededor del mundo han comenzado un estudio más personal y han profundizado en una o más de las técnicas, satisfaciendo así la meta y propósito de la filosofía del Chi del método de la bola.
El método de la bola del Chi se esfuerza en permitir que cada persona desarrolle su sentido individual del conocimiento del bienestar, del balance y del uno mismo que pueda ayudarles a conducir una manera más satisfactoria su vida, integrando los elementos dicotómicos del ser como la consciencia/inconsciencia, el sujeto/objeto, para permitir que el practicante se exprese en conjunción y libremente y de esta manera sobrepasar la distancia entre los seres humanos y el mundo material en que se desenvuelve. Darle total libertad en su forma espiritual, mental y corporal.


Qué usted debe experimentar en clase típica de la bola del Chi

La clase de la bola del Chi comienza con una sección llamada de energización. La meta del componente de la energización y del tono de la clase es revolver y conducir el Chi a través de los canales del meridiano (que son canales de la energía dentro del cuerpo) y mover las energías del ying y del yang.
Energice y entone el Chi de Tai de las aplicaciones, el Chi Kung y las secuencias aerobias de la danza. La danza aerobia estimula el Chi, y anima la respiración rítmica, permitiendo que juguemos y que experimentemos las energías del ying y del yang. Mientras que el diafragma se ejercita y estira, la respiración se invierte a un estado más natural y las energías de yin/yang son equilibradas.
Típicamente, una clase de la bola del Chi debe comenzar muy lentamente a usar aspectos del Chi Kung de Tai que dentro del método de la bola del Chi se utiliza para calentar suavemente el cuerpo, para construir conocimiento de la tensión muscular, y para calmar la mente. El Chi de Tai de las aplicaciones del método de la bola del Chi sirve para atraer el flujo y la relajación dentro del movimiento. El componente del Chi de Tai revuelve y mueve el Chi y refleja la energía de levantamiento del yang. Se convierte esto entonces en una meditación activa que busca reflejar en una coreografía o ejercicios físicos nuestro mundo espiritual interno, la técnica esta compuesta por acciones simples y naturales que permiten al practicante conocer las nociones del movimiento natural del cuerpo.

El Chi Kung dentro del método de la bola del Chi se utiliza para preparar la respiración y el Chi interno genera calor y un flujo sin esfuerzo de la energía.
Debe entonces ser seguido por los movimientos aerobios apacibles del tipo de la danza que no deben ser excesivamente rápidos o difíciles de seguir. Las secuencias aerobias de la danza de la bola del Chi se basan en los conceptos de la aptitud de la danza del módem que son simples y divertidos de hacer. Los movimientos son coreografiados para reflejar varios aspectos de la energía de la naturaleza y para construir el calor, que estimula vigorosamente la respiración, el Chi y la circulación.
El yoga debe seguir los movimientos apacibles del estilo de la danza. Se utilizan generalmente de cuatro a seis posturas derechas. El cuerpo debe estar entonces caliente con la buena circulación de la sangre en los músculos. El yoga consolida y ayuda a tonificar todos los músculos, tendones y ligamentos en el cuerpo así como dar balance entre la mente y las emociones. Los ejercicios Yoga-inspirados, usando la bola del Chi, se diseñan para liberar la tensión. Los ejercicios estimulan y re- energizan, lanzando energía bloqueada. La circulación entonces se mejora mientras que los músculos del sistema espinal entero se estiran y se consolidan, y los nervios que alimentan nuestros músculos y órganos vitales se estimulan, dando como resultado músculos entonados de la parte posterior, de la cintura, de los abdominales, de las piernas y de las nalgas.

El componente de condicionamiento del cuerpo sigue el yoga y se basa en el trabajo de J.H. Pilates. Debe ser lento, cuidadoso y explícitamente enseñado con repeticiones precisas y controladas. Los ejercicios basados en la técnica Pilates se utilizan para promover la concentración de la mente y del conocimiento de la alineación y de los métodos espinales para el centro del poder, obteniendo un mejoramiento de la fuerza y la estabilidad para todas nuestras actividades diarias.
La fase próxima de la clase incorporará aspectos del método de Feldenkrais. La bola del Chi se utiliza para rodar alrededor del piso para estirar y relajar el cuerpo entero. Los movimientos repetidores lentos reaniman gradualmente patrones de largo olvidados del movimiento e inducen relajamiento en el cuerpo, la mente y las emociones. La concentración se enfoca hacia adentro, y la timidez se desarrolla gradualmente.
La etapa más esencial y más final de una clase de la bola del Chi es los ejercicios para el conocimiento y las instrucciones de respiración que le ayudan a descender en un estado de la relajación profunda. Una vez que la respiración esté libre en el cuerpo podemos separar la mente totalmente del pensamiento y experimentar una mente y un cuerpo que ha vuelto a un estado completo de relajación.
El cuerpo se cura así mismo cuando nos hayamos encontrado un estado de paz y estemos completamente relajados.

Usted debe dejar la clase con una sensación agradable en su cuerpo de estar totalmente rejuvenecido.

Qué usted no debe experimentar en una clase típica de la bola del Chi

Si usted experimenta una clase de la bola del Chi en la que rápidamente se establezca el paso con la instrucción pobre y las habilidades de la enseñanza, sin la referencia hecha a la filosofía del balance (llamado Ying y Yang) según lo enseñado en medicina china tradicional, el sistema meridiano, el Chi (su energía vital de la vida), o la filosofía profundamente de la respiración y de la relajación, usted no está experimentando una clase verdadera y auténtica de la bola del Chi.
Si usted tiene cualesquiera dudas sobre la clase que usted ha atendido y la sensación decepcionada por favor no vacile en entrar en contacto con la oficina principal y discutir esta experiencia con la administración de su gimnasio.
Este programa se ha desarrollado para tender un puente sobre el boquete entre los formatos modernos de acondicionamiento físico y las formas puristas del yoga, las técnicas basadas en las técnicas Pilates del condicionamiento, de Feldenkrais y de la relajación del cuerpo.
Cerciórese cuidadosamente de ser enseñado por los profesores especialmente entrenados y cualificados de la bola del Chi.


INSTRUCTORES QUE HAN HECHO HISTORIA

ZAZYL BARKY

ROBERTO MURILLO


MARA ARRIAGA & CONNIE LICONA



DANIEL VAZQUEZ



BETO SÁNCHEZ



ALEJANDRA LABASTIDA





CONGRESOS A.A.R.A.E.G.











¿QUÉ O QUIEN EN A.A.R.A.E.G.?


La Asociación de Acondicionamiento Rítmico Aeróbico del Estado de Guanajuato A.C. (AARAEG) fuè constituida en Octubre de l994 por el siguiente grupo de instructores:
· Ma. Del Pilar Albo Arguinarena
· Jesús Alberto Sánchez Valtierra
· Blanca Luz Sánchez Valtierra
· Ma. Beatriz López González
· Juana García Hernández
· Ma. Gabriela Mendoza Rico
· Laura Marmolejo Flores y
· Carmen Fernández Pérez
Con el objeto de encauzar la práctica sistemática del Acondicionamiento Rítmico Aeróbico del Estado de Guanajuato, procurando su unificación a través de los clubes , deportistas y practicantes, así como la elevación moral, cultural, física y técnica de los Aerobistas.
Aunque originalmente su carácter fuè inicialmente para el estado de Guanajuato, actualmente se encuentra implantada en todo el territorio nacional y ha sido pionera en la formación de instructores (monitores) de la actividad aeróbica.
Desde su creación, han sido tantos los alumnos que han pasado por sus cursos, que el nombre de AARAEG y su excelente educación formativa, está reconocida en el mundo laboral de la industria del Fitness y del Acondicionamiento Físico.
Por ello, AARAEG está obligada a mejorar y actualizar constantemente sus cursos de formación y para ello organiza cursos, talleres, congresos y seminarios que son impartidos en Guanajuato y en varios sitios de la República Mexicana en los últimos años.