viernes, 9 de octubre de 2009

LA EXPERIENCIA NO BASTA

El presente trabajo esta basado en un caso de estudio.
En este análisis se hace la revisión del caso de la AARAEG.

Antecedentes
La Asociación de Acondicionamiento Rítmico Aeróbico del Estado de Guanajuato A.C. (AARAEG) fué constituida en Octubre de l994 por el siguiente grupo de instructores:
• Ma. Del Pilar Albo Arguinarena
• Jesús Alberto Sánchez Valtierra
• Blanca Luz Sánchez Valtierra
• Ma. Beatriz López González
• Juana García Hernández
• Ma. Gabriela Mendoza Rico
• Laura Marmolejo Flores y
• Carmen Fernández Pérez


Todos ellos certificados por la Federación Mexicana de Actividades Rítmicas Aeróbicas (FEMARA) de la que alguna vez formaron parte. Sin embargo se dieron cuenta que el pertenecer a dicha Federación era un obstáculo para su desarrollo profesional. En los años noventa, llegaron a México diferentes asociaciones internacionales como: AFFA (Aerobics and Fitness Association of America), ACE (The American Council on Exercise), NACH (The Association of National Aerobics Championship), y FEDA (Federación Española de Aerobics), además de dos compañías nacionales: Manhattan Fitness Center, y World Fitness Center quienes ofrecían la mejor capacitación en el área deportiva de los aeróbicos (o aerobics).
La FEMARA le prohibía a sus instructores afiliados tomar capacitación con alguien más que no fuera ellos, pues en su caso los sancionaba y boletinaba.


La globalización y la necesidad de la capacitación para la mejora


Sin embargo varios de ellos “a escondidas” fueron a tomar los cursos que llegaron a la ciudad de México y se percataron que los cursos y la capacitación ofrecida por la FEMARA era bastante deficiente y dejaba mucho que desear.
Por ello es que decidieron en el año de 1994, desafiliarse de la Federación y crear su propia organización, no obstante de ser “sancionados” por la Federación y prohibirles su participación en eventos y campeonatos de la misma. La Asociación fue creada con el objeto de encauzar la práctica sistemática del Acondicionamiento Rítmico Aeróbico del Estado de Guanajuato, procurando su unificación a través de los clubes, deportistas y practicantes, así como la elevación moral, cultural, física y técnica de los Aerobistas practicantes amateurs y profesionales. La sanción les duró poco, la Federación desapareció en dos años más y la disciplina aeróbica quedó sin representación oficial ante la CODEME (Confederación Deportiva Mexicana) pues la fusionaron y se la pelearon la Federación Mexicana de Gimnasia y la de Fisicoconstructivismo y Fitness, sin que ninguna de las dos le dieran la importancia que realmente merece.
En 1996, la maestra Pilar Albo renuncia a la AARAEG, junto con Laura Marmolejo, quedando en la Presidencia el Ing. Jesús Alberto Sánchez Valtierra e ingresando la maestra Rosa María Raso de Aguilera. También ingresó el Profr. Juan González Solís que reorganiza la enseñanza del área práctica. En ese entonces, los instructores consideraban suficiente su experiencia en el ramo para que fuera transmitida como conocimiento, no están acostumbrados a recibir capacitación formal y pagar por ella. La mayor parte de los instructores tienen un nivel de estudio de secundaria, desconocen el uso de las computadoras, siendo su rango de edad promedio de veinte a treinta años.


Comenzando un nuevo modelo de capacitación


La AARAEG copió el modelo de la FEMARA y lo mejoró y actualizó con lo aprendido de lo mejor de los modelos extranjeros y nacionales. Para ello recibieron capacitación y consejos de los instructores nacionales: Jacobo Cabrera, Carlos Granados y Alejandro Romo. La Profra. Carmen Fernández Pérez, la maestra Rosa María Raso de Aguilera y el Ingeniero Jesús Alberto Sánchez Valtierra, fueron los encargados y responsables de sistematizar la enseñanza aeróbica, crear el programa de estudio y los manuales del instructor y el practicante con los conocimientos mínimos necesarios que debe tener todo instructor en cinco áreas: Biológica, Técnico- deportiva, Psicopedagógica, Artística y Práctica. Para lograr un impacto real desarrollaron un curso adaptado a las necesidades de los participantes. Aunque originalmente su carácter fué inicialmente para el estado de Guanajuato, actualmente se encuentra implantada en todo el territorio nacional y ha sido pionera en la formación de instructores (monitores) de la actividad aeróbica.


El compromiso de la AARAEG


Desde su creación, han sido tantos los alumnos que han pasado por sus cursos, que el nombre de AARAEG y su excelente educación formativa, está reconocida en el mundo laboral de la industria del Fitness y del Acondicionamiento Físico.
Por ello, AARAEG está obligada a mejorar y actualizar constantemente sus cursos de formación y para ello organiza cursos, certificaciones, talleres, congresos y seminarios impartidos en diferentes municipios del estado de Guanajuato.
El instructor como guía o líder del grupo tiene varios poderes, por ejemplo de comunicación, de convocatoria y sobre todo e influencia, el principal reto que ha encontrado AARAEG, es la resistencia de muchos de los instructores de los llamados “empíricos” a capacitarse, puesto que sin importar la experiencia adquirida, sino refuerzan esta experiencia con conocimientos teóricos y actualizados relacionados con la rama deportiva, quedarán fuera del mercado y estarán en desventaja frente a otros que si se han preocupado en hacerlo.
La responsabilidad de un instructor está relacionada directamente con el grado de compromiso, la misión de AARAEG es sensibilizarlos hacia los nuevos cambios, para así brindarles la confianza necesaria ante un escenario que desestabiliza por principio todo un sistema.


Situación:


1. Creen que la experiencia basta para transmitir los conocimientos y satisfacer las necesidades de los instructores de aerobics. Los instructores consideraban suficiente su experiencia en el ramo para que fuera transmitida como conocimiento. Ya no estaban algunos en “edad” para aprender algo nuevo
2. Con la globalización llegaron a México otras asociaciones internacionales como: AFAA, IDEA y FEDA entre otras, además de la desaparición de la Federación Mexicana de la especialidad, que los dejaba en desventaja profesional, no importando su experiencia
3. AARAEG se da cuenta que no bastaba la experiencia en un campo para dar continuidad y certeza al proceso de enseñanza-aprendizaje
4. Se encuentra resistencia al cambio y a hacer las cosas con metodología. Se piensa entre los instructores que solo basta con adquirir adiestramiento. No consideraban necesaria ni útil la capacitación, puesto que la mayoría ya tiene años de experiencia.
5. La resistencia al cambio es debido a: la falta de estudios, desconocimiento del uso de las computadoras, la edad de muchos de los instructores y el costo de los cursos, que no estaban dispuestos a pagar.
6. En general hay resistencia a la actualización por lo que implica tanto a nivel instruccional como metodológico.


Los personajes identificados:


1. Socios fundadores de la Asociación de Acondicionamiento Rítmico Aeróbico del Estado de Guanajuato A.C. (AARAEG)
2. Los instructores de aerobics
3. Asociaciones Internacionales y Nacionales en esta disciplina
4. Carmen Fernández Pérez, Rosa María Raso de Aguilera y el Ing. Jesús Alberto Sánchez Valtierra.


Análisis:


Robbins (1999, p. 634) señala que “las organizaciones por su naturaleza son conservadoras y se resisten activamente al cambio”, sin embargo actualmente, el desarrollo y la capacitación profesional exigen proporcionar mecanismos para que los profesores reflexionen de manera crítica sobre su práctica y construyan nuevas ideas y conceptos. Martin (2001) menciona que no es un deber, sino una necesidad el estar continuamente actualizados en conocimientos para tomar decisiones que solucionen problemas y no sólo los identifiquen. “El desarrollo del profesorado (instructores) debe centrarse en profundizar su comprensión sobre los procesos de enseñanza y aprendizaje y sobre los alumnos a quienes enseña. Un desarrollo profesional efectivo implica que los profesores experimenten tanto el rol de aprendices como el de profesores.” (Darling, 2004, p.2). La enseñanza como sistema abierto, es una actividad que siempre podrá ser realizada de una forma distinta, mejor y más completa.
La labor que está realizando AAREG para que el proyecto funcione se apoya en el liderazgo de sus instructores afiliados. Al hablar de liderazgo, Murillo y Gómez (2006, p. 97) señalan que: “Un líder debe ser capaz de implicar y comprometer a la comunidad educativa en la consecución de un objetivo; más preocupado por las personas que por los papeles; más un soñador que un burócrata…” En el ámbito deportivo, la trayectoria deportiva de sus socios fundadores influye en las decisiones tomadas por su equipo pero también su actitud y el ejemplo que muestra ante ello. En las comunidades de aprendizaje las diversas posiciones se valoran en función de la solidez de los argumentos presentados, y no solo en función de la posición de poder que ocupa la persona que propone estos argumentos (Flecha, et al., 2003), así que; con una buena comunicación y si se logra que los instructores estén lo suficientemente motivados lograrán interiorizar el cambio propuesto, “la resistencia puede reducirse a través de la comunicación para ayudarles a ver la lógica del cambio” (Robbins, 1999, p. 636).
AARAEG entiende que la educación afronta una situación nueva que le obliga a redefinir su papel, como Asociación, al respecto Peters (2005, p. 15) afirma que: “los líderes crean oportunidades”. Martínez (2005, p.56) señala: “el grado en que una organización es capaz de generar aprendizaje, depende también de su estructura social y cultural”. En su papel como agente de cambio AARAEG ofrece una gama de posibilidades para vencer la resistencia, ya que el cambio es una amenaza para aquellas habilidades y patrones que afectan el statu quo del grupo de instructores empíricos. Como líder, Robbins (1999, p.381) señala que debe entender “el papel de facultar que tiene, y éste consiste en mostrar confianza, proporcionar una visión, remover barreras que bloqueen el desempeño, ofrecer aliento, motivar e instruir” (en este caso) a los instructores y dueños de gimnasios. “El liderazgo es una asunción de responsabilidad con personas que no puedes controlar, acciones que no realizas, instituciones que seguramente no comparten el sentido profundo y permanente de la responsabilidad” (Peters, 2005, p. 14). Por ello, AARAEG debe efectivamente hacerles llegar y compartir la visión de que la experiencia ya no basta, que las necesidades de actualización y las demandas de un mundo globalizado exigen cada día mayor profesionalización y convencerlos de que “los maestros (instructores) requieren de oportunidades para integrar la teoría con la práctica.” (Darling, 2004, p. 4). Teoría y práctica, (o lo que es lo mismo conocimiento explícito y tácito); son complementarios y coexisten en una forma estrechamente ligada en la práctica deportiva.
El mayor reto ha sido lograr la codificación del conocimiento tácito en conocimiento explícito, no basta con sólo transmitir el conocimiento; hay que romper el paradigma de que la experiencia es suficiente para llevar a cabo el proceso enseñanza-aprendizaje; situación que han enfrentado con la creación de los manuales del instructor y del participante, que elaboran los cursantes en las diferentes certificaciones ofrecidas, como evidencia y requisito para aprobar el curso. Ya que si el conocimiento es altamente tácito, “esto indica que las estructuras en las que descansa no son bien comprendidas y esto limita el aprendizaje a causa de que no se puede sistematizar” (Martínez Martínez, 205, p. 43). Los instructores de aerobics deben y pueden aprender haciendo, leyendo y reflexionando (de la misma manera que los estudiantes), a través de la colaboración con otros compañeros e instructores de esta rama deportiva, observando muy de cerca el trabajo de los practicantes y aprendices, y compartiendo lo que observan. Darling (2004) enfatiza que este tipo de aprendizaje permite a los instructores pasar de la teoría a la práctica y viceversa, “los profesores deben aprender, observar y experimentar prácticas de enseñanza exitosas centradas en el aprendizaje y en los alumnos. “(Darling, 2004, p.4).
El reto no es fácil, haciéndose evidente reforzar la necesidad del compartir metas, ideales y sueños, para llegar a acuerdos conjuntos para el bien y mejoramiento de todos, la comunidad y la organización en general. Crear sinergia para que los instructores caminen en la senda de la calidad en el proceso de enseñanza- aprendizaje y convertirse así en una nueva comunidad del conocimiento.


Glosario:
Conocimiento explícito: Es aquel que puede expresarse con palabras y números y se puede transmitir y compartir fácilmente en forma de datos, fórmulas científicas, procedimientos codificados o principios universales.
Conocimiento tácito: Es aquel conocimiento personal, no fácil de plantear a través del lenguaje formal, por lo que resulta difícil transmitir y ser compartido con otros. Es intuitivo, basado en la experiencia y es muy difícil de traducirse de manera escrita.



Referencias:

Darling-Hammond, L. & McLaughlin, M.W., (2004) Políticas que apoyan el desarrollo profesional en una época de reform. Profesorado, revista de currículum y formación del profesorado, 8, 2,1-16

Flecha, R., Padrós, M., Puigdellívol, (2003). Comunidades de Aprendizaje: Transformar la Organización Escolar al Servicio de la Comunidad. Organización y gestión educativa. Nº 5 septiembre-octubre, 1-12.

Martín (2001), Gestión de Instituciones Educativas Inteligentes. Distrito Federal, México: Mc Graw Hill.

Martínez Martínez Adriana (2005), Capacidades competitivas en la industria del calzado en León. Dos estudios de caso. Distrito Federal, México: Secretaría del trabajo y previsión social.

Murillo Torrecilla F.J. y J.C. Gómez Morin (2006), Pasado, Presente y Futuro de la Dirección Escolar en España: Entre la profesionalización y la democratización. Revista Electrónica Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación, 4, 4e, 85-98

Peters, Tom. (2005), La esencia: liderazgo. Hong Kong, China: Dorling Kindersley

Robbins Stephen (1999), Comportamiento organizacional. México: Prentice Hall