domingo, 6 de noviembre de 2011

CAUSAS DE LESIONES EN LOS AEROBICS



En los aerobics no suelen darse accidentes deportivos, como pueden ser los traumatismos o golpes recibidos por otra persona de forma involuntaria, sino más bien lesiones deportivas, es decir, problemas ocasionados por la propia práctica de los aerobics y sus peculiaridades.
Practicando de una forma adecuada, respetando las cargas de trabajo más acordes con la capacidad de cada persona y contando con el material más adecuado, la práctica del aeróbic sólo ofrece ventajas. A pesar de todo, siempre existe un mínimo riesgo de lesión. No se puede descartar nunca la aparición de problemas de este tipo, incluso las personas que no hagan deporte con un ánimo competitivo.
Las dolencias que pueden sufrir las personas que dedican su tiempo libre al aeróbic pueden ser de diversa índole. No son tantas las diferencias respecto a la localización de estos problemas, que casi siempre se encuentran en los miembros inferiores.
La mayor parte, son ocasionados por un esfuerzo demasiado intenso o por una repetición excesiva de un determinado gesto o movimiento. Muchas veces ocasionados por la mala dirección o inapropiada capacitación del instructor al frente del grupo.
Las que se denominan lesiones de sobrecarga o de sobreuso.
Sobrecarga: Los trastornos por sobrecarga son los que se generan por hacer ejercicio a una intensidad o un ritmo más elevado de lo que el organismo permite (el momento de forma en el que el deportista se encuentra es fundamental, ya que cuando mejor sea, el riesgo de lesión será menor). Las lesiones de este tipo suelen ser de carácter muscular. Como deporte aeróbico, los aerobics exigen trabajar a una intensidad no muy elevada. Si se excede ésta, el organismo entra en un metabolismo anaeróbico, en el que la producción del ácido láctico (un desecho que se genera con la quema de energía) participa en la aparición de pequeñas roturas de fibras en los músculos y de tendinitis (inflamación de tendones).
Sobreuso: Teniendo en cuenta que en los aerobics hay rutinas de movimientos y coreografías perfectamente definidas y cuya consecución exige la repetición de un buen número de movimientos durante mucho tiempo (y que sólo con la práctica se consiguen dominar), si la técnica es incorrecta o inadecuada, es muy probable que surja algún problema. Por ejemplo, lo que ocurre con el tobillo, cuando se produce un salto en el que no se apoya bien la planta del pie, por ejemplo. Como es lógico, la mayor incidencia de lesiones de produce en las zonas que más se trabajan: el tendón de Aquiles (parte posterior de la pierna, entre los gemelos y el talón, que interviene en los movimientos flexores y extensores del pie), la rótula (situada en la cara anterior de la rodilla y que propician sobre todo gestos de extensión de la pierna) y las plantas de los pies son las partes más afectadas.

No está por demás que el instructor tenga conocimientos básicos mínimos de otras áreas de las que se auxilia la “Seguridad Industrial” y que bien pueden aplicarse en nuestro deporte.
¿Cómo cuales?
A. ASPECTOS BIOMÉTRICOS
B. ASPECTOS BIOMECÁNICOS

¿Qué podemos aprender de ellos?
Aspectos biométricos
La Kinestesia indica la posición de los miembros, sus desplazamientos y la postura del cuerpo en su conjunto, mediante la utilización de una serie de impulsos por los cuales es posible la coordinación de todas las partes del cuerpo en una serie de actos complejos; como ejemplo está la coordinación sincronizada del cuerpo en una marcha normal.
Proporciona herramientas para la mejora de métodos de entrenamiento, por ejemplo al proporcionar datos sobre la fuerza de brazos y piernas, la última alcanza su máximo alrededor de los 25 años y declina un 50% entre los 30 y 65 años; la fuerza en las manos, para estos mismos datos, disminuye en un 16.5%. Es interesante saber que la fatiga por motivo de la fuerza aparece alrededor de los 13 Kg trabajando con la espalda apoyada y a los 23 Kg sin apoyarla.
En resumen, nos proporciona datos concretos y científicos que pueden ser bien utilizados en el diseño de nuestra práctica diaria.
• Aspectos biomecánicos
La complejidad de los movimientos influye como causa de fatiga. Conocer el movimiento de las diferentes partes del cuerpo aumenta la posibilidad de su utilización racional, multiplicando sus efectos y disminuyendo el grado de accidentes y/o lesiones.
Los movimientos tipo deben ser conocidos técnicamente por su ejecución continua en ejercicios generales y específicos, para determinar la fatiga y prescribir medidas pertinentes de seguridad y correctivas.
Desafortunadamente muchos instructores no alcanzan a comprender la importancia de contar estos conocimientos y se contentan con certificaciones y cursos al vapor, sintiéndose en el peor de los casos “auténticos profesionales que lo saben todo”.
¡Mentira! El objeto de la capacitación no es sólo enseñar coreografías bonitas, sino hacer del conocimiento de los instructores y entrenadores como crear entrenamientos con situaciones mínimas de errores y mejorar la prevención de accidentes, proporcionando al practicante un entrenamiento seguro, eficaz y eficiente.
Actualmente hay una legión de zumberos y bailadores (que no instructores) que están convirtiendo al aerobics en una práctica insegura, por lo que es función de los instructores que nos decimos profesionales proporcionarles una capacitación y una educación sólida para evitar estas situaciones que se asemejan al inicio de los aerobics de la década de los 70´s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario