domingo, 20 de noviembre de 2011

LA TEMPERATURA


La temperatura influye en el bienestar, el confort, el rendimiento y la seguridad del practicante aeróbico.
El excesivo calor produce fatiga, necesitándose más tiempo de recuperación o descanso que si se tratase de la temperatura normal.
La lucha contra la temperatura excesiva comprende la orientación del edificio y la proyección de gimnasios con mayor ventilación.
El frío también perjudica al practicante. Las temperaturas bajas le hacen perder agilidad, sensibilidad y presición, lo cual es un riesgo para su seguridad.
El efecto de la temperatura sobre el rendimiento está poco determinado, si bien ciertos grados de temperatura son considerados perniciosos para el rendimiento físico.
Por lo general, se debe crear un entorno cuyas condiciones correspondan a una zona de confort: 18 grados centígrados es una condición óptima.
La temperatura interna óptima de 18 grados centígrados debe conjugarse con la temperatura externa, lo que da como recomendables las siguientes zonas de confort:
  • Verano: 18-24 grados centígrados
  • Invierno: 17-22 grados centígrados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada