sábado, 5 de mayo de 2012

CLASIFICACIÓN DE LOS ALUMNOS EN LAS ACTIVIDADES RITMICAS AEROBICAS DE SALÓN


Antes de impartir una clase siempre es indispensable hacer las 3 preguntas de AARAEG. Las 3 preguntas de AARAEG son un método de evaluación fácil que le ayudará para clasificar a los practicantes en su clase. Memorice las preguntas: 
1. ¿A quien le voy a impartir la clase? 
2. ¿Qué tipo de clase les voy a impartir? 
3. ¿Cómo se les voy a impartir?
 Para contestar la primera pregunta, debe considerar la clasificación de los alumnos, la cual puede variar dependiendo de su grado de coordinación o su resistencia cardiovascular. Clasificación de los practicantes 
1. Dependiendo su coordinación: 
a) Principiantes: Alumnos que se encuentran en la adquisición del movimiento.
 b) Intermedios: Alumnos que se encuentran perfeccionando el movimiento o en un hábito motriz. 
c) Avanzados: Alumnos que dominan a la perfección el movimiento y pueden hacer variaciones del mismo.
 NOTA: Recuerde que las etapas del desarrollo motriz son adquisición, perfeccionamiento y hábito.
 2. Dependiendo su resistencia cardiovascular:
 a) Sedentario: Alumnos que deben entrenar a un 50-60% de su frecuencia cardiaca de entrenamiento (FCE) de acuerdo con la fórmula de Karvonen. Su gasto semanal en actividad física no supera las 2000 calorías, también lo son aquellos que solo efectúan una actividad semanal. La persona sedentaria debe tener la precaución de no forzar el trabajo cardíaco al comenzar un programa de entrenamiento físico ya que un corazón no entrenado sufre y podría fallar.
 b) Deportistas: Este tipo de alumnos debe entrenar entre el 70-80% de la FCE. Esta zona es ideal para el entrenamiento de la capacidad aeróbica.
 c) Deportistas de alto rendimiento: Alumnos que tienen trabajo aeróbico mayores del 85% de la FCE. Gente con un buen nivel de condición física. A este nivel se puede trabajar en o muy cerca del umbral anaeróbico. Umbral anaeróbico es el punto de máxima intensidad, donde el ácido láctico se está produciendo pero no llega a acumularse en sangre.
 NOTA: No existe una relación directa entre el nivel de destreza y su resistencia cardiovascular. Mucha gente piensa, erróneamente, que la única forma de aprovechar al máximo un entrenamiento es acabar totalmente exhausto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada