viernes, 24 de agosto de 2012

LECCIONES OLIMPICAS


La victoria del equipo de futbol  mexicano en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 tiene un alcance más allá de lo deportivo: Es un evento que debemos transformar en algo educativo para ayudarnos a evolucionar, a crecer, a ganar.
Desde 1948, México no obtenía una victoria en deportes de conjunto. Nuestro país se ha caracterizado por acudir en los últimos 50 años a todas las olimpiadas, siendo sede incluso en 1968.
Nuestra participación siempre ha sido aunque entusiasta pero efectiva. Tenemos a atletas mexicanos medallistas como por ejemplo: Pilar Roldán, Joaquín Capilla, José “el Sargento” Pedraza, Ana Gabriela Guevara, por mencionar algunos. Pero todos siempre se han distinguido en actividades deportivas individuales.
Es evidente en esto y otros renglones que somos individualistas, pero curiosamente en esta Olimpiada hay casos que lo desdicen: los clavados y el futbol.
¿Estos supuestos indicarán el hecho d que hemos dejado de ser individualistas, para agruparnos en equipo y tener sentido de la colaboración y cooperación?
¿Nos hemos dado cuenta de que es más fácil trabajar en equipo?
No somos ni más tontos ni peores que otras culturas.
Sería deseable que el asomo de estas nuevas conductas nos lleven a entender a los mexicanos que la mentalidad de triunfo es clave para conseguir el desarrollo y que el trabajo en equipo, permite que nuestras limitaciones sean menores y nuestras cualidades se multipliquen.
Esta idea debemos meterla en nuestro chip, en nuestros genes y transmitirlo a nuestros alumnos, sobrinos, hijos y de generación en generación.
Los países exitosos siempre han tenido una idea confiable del futuro, a través del esfuerzo y trabajo en grupo, no pidiendo solo que caiga del cielo o por obra y gracia de la providencia o de la Virgen de Guadalupe.
Es hora de entender que la individualidad, aunque si es posible que nos dé triunfos, serán los menos.
 ¡Es hora de aprender a hacer sinergia y trabajar unidos por el bien de todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada