martes, 29 de enero de 2013

DESTRUYENDO MITOS

Malas noticias para quienes están convencidos de que sudar mucho es sinónimo de quemar grasa rápidamente.
Si te cubres con ropa gruesa para aumentar la temperatura del cuerpo y sudar como si estuvieras en un sauna ¡Estás cometiendo un grave error!
Lo único que logras es perder líquido, energía y sentir malestar por la deshidratación y la hipotermia; terminas agotado y a veces ni siquiera logras concluir el entrenamiento.
La forma más segura de reducir la grasa es practicar deportes con constancia; el cuerpo necesita de 20 a 25 minutos de ejercicio sostenido más calentamiento y relajamiento.
Utiliza ropa cómoda y olvídate de ponerte bolsas de plástico...el mérito está en tu esfuerzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario