lunes, 13 de marzo de 2017

GAP



La clase de GAP es una clase colectiva de tonificación específica para trabajar glúteos, abdomen y piernas. En las sesiones de GAP se trabajan estos grupos musculares de forma aislada durante 25-30 minutos para aumentar su eficacia. El monitor o monitora que dirige las clases utiliza música como método de apoyo y motivación para que las clases sean más dinámicas y entretenidas.
Las clases de GAP son aptas para todos los niveles, ya que el nivel de esfuerzo se puede adaptar y cada persona puede regular también hasta qué punto puede realizar el ejercicio, la velocidad y la cantidad de repeticiones.
Para la clase de GAP solo se necesita llevar ropa cómoda y contar con una superficie adecuada de trabajo. De forma complementaria, se puede trabajar con aparatos sencillos para aumentar la resistencia, como picas y/o barras de peso variable, mancuernas de peso variable, colchonetas para ejercicios de suelo e incluso un step, entre otros.
El GAP se ha puesto de moda en los últimos años por varios motivos. Uno de ellos es porque ayuda a combatir la celulitis, problema especialmente delicado para las mujeres. Pero el GAP no es solo para ellas: ellos también pueden obtener grandes beneficios con este ejercicio. Para todos, practicar GAP ayuda al equilibrio muscular de la cadera gracias al fortalecimiento de los glúteos.
Por otra parte, el fortalecimiento de la zona abdominal ayuda a crear una faja de sujeción que contribuye a mejorar los problemas de espalda y a proteger los órganos internos. En el caso de las mujeres, esto contribuye también a fortalecer el suelo pélvico, fundamental para evitar problemas de escapes de orina en la tercera edad, muy especialmente en mujeres que han tenido varios hijos.
El fortalecimiento de las piernas es también vital para la estabilidad del cuerpo, especialmente en las personas que por motivos de trabajo o estudios tienen una vida muy sedentaria.

BENEFICIOS DEL GAP

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos decir que las clases de GAP aportan los siguientes beneficios:
·       Definición de los músculos, consiguiendo una figura estéticamente más bonita.
·       Corrección de problemas posturales y de espalda.
·       Aumento de fuerza en el tren inferior: glúteos, abductores, aductores, cuádriceps, isquiotibiales y gemelos.
·       Los ejercicios focalizados permiten mejorar notablemente la fuerza en glúteos, abductores, cuádriceps, isquisurales (isquiotibiales y bíceps femoral) y gemelos.
·       Prevención de problemas de incontinencia urinaria gracias al fortalecimiento de los músculos de suelo pélvico.

ESTRUCTURA DE UNA CLASE DE GAP

Una sesión de GAP dura aproximadamente una hora.
·       La sesión comienza con un calentamiento de aproximadamente 5 a 8 minutos para poner el cuerpo a tono y evitar lesiones musculares.
·       A continuación se hacen 10-15 minutos de trabajo aeróbico cardiovascular.
·       Al terminar se realizan los ejercicios específicos de GAP durante 25-30 minutos.
·       La sesión termina con 5-10 minutos de estiramientos.

MÉTODOS DE ENTRENAMIENTO USADOS EN GAP

Cuando hacemos ejercicio, los músculos desarrollan tensión. Esta tensión ocurre cuando el músculo se acorta, se alarga, o se queda estático.
·       Una contracción concéntrica ocurre cuando el músculo se acorta, por ejemplo levantar un peso. La contracción concéntrica ocurre cuando un músculo desarrolla tensión suficiente para superar una resistencia, de forma que el músculo se acorta y moviliza una parte del cuerpo venciendo dicha resistencia.
·       Una contracción excéntrica se produce cuando el músculo se alarga, por ejemplo, bajar un peso. Una contracción isométrica se produce cuando el músculo se tensa, pero no cambia en longitud, por ejemplo, la flexión.

Ejercicios isométricos: Los ejercicios isométricos no implican movimientos de las articulaciones, acortamientos o alargamientos de un músculo. Los músculos permanecen estáticos sin acortarse ni alargarse, pero aunque permanecen estáticos generan tensión. Un ejemplo es cuando empujamos una pared, estamos haciendo fuerza pero no desplazamiento. Esta tipo de ejercicio aumentará la fuerza de los músculos y la resistencia, pero sólo en la pose que se lleva a cabo.

Ejercicios isotónicos: Los ejercicios isotónicos son los ejercicios que implican movimientos de articulaciones y el acortamiento y alargamiento de un músculo. Los ejercicios isotónicos implican tanto una contracción concéntrica y excéntrica. Correr, flexiones, saltos, peso muerto son ejemplos de ejercicios isotónicos. Este tipo de ejercicios aumentarán la fuerza y la resistencia de todos los músculos que está practicando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario