martes, 31 de enero de 2017

SOY INSTRUCTOR… ¿CUÁNTO DEBO COBRAR POR MIS SERVICIOS?


No son pocos los instructores que en alguna ocasión nos han preguntado si están cobrando lo adecuado por su servicio. Muchos de ellos establecen un valor subjetivo sin realizar un análisis detallado de su servicio.
Una de las estrategias que más  utilizan los instructores para darle un valor a su servicio es el Benchmarking, que no es más que analizar los precios de la competencia. Es lo más habitual, pero la primera dificultad es compararte con determinadas personas que bien podrían estar cobrando menos que lo que deberían y tienen más experiencia que tú. Entonces, ¿qué hacer? No puedes poner una tarifa menor que ni siquiera te cubra tus gastos del mes o empezar con precios muy elevados, en especial si aún no posees un buen portafolio con clientes o estar bien acreditada.
Esta técnica sin embargo genera una miopía empresarial, pues los instructores suelen enfocarse en el precio del producto, más no el valor agregado del mismo. Me explico.
Un día una amiga, dueña de un Cardio, me decía que deseaba ofertar al mismo precio que su competencia. Yo le pregunté “¿qué ofrece la competencia?”, y me respondió que en cuanto al servicio lo mismo pero con instalaciones de menor calidad. Ya que ella contaba con baños limpios, vestidores, lockers y tienda nutricional.
En ese momento ella entendió que su empresa ofrecía un valor agregado completamente diferente al de su competencia. La reflexión de aquel día fue que no importa el precio de la competencia siempre y cuando se oferte un valor agregado superior al de los rivales.
El precio es una variable que permite tomar la decisión de compra; sin embargo, muchas veces el valor agregado que se da a los servicios permite incrementarlo, de modo que es elástico y flexible para el consumidor.
Para fijar el precio de tus servicios (clases) es importante seguir estos 5 pasos:
1. Realiza un costeo de tu servicio. Escribe una lista con tus gastos fijos de cada mes: Que si la renta, que si los artículos de limpieza, que si el internet… en fin, hay gastos que son inevitables, y la lista irá en aumento conforme vaya creciendo tu negocio. Es fundamental conocer al 100% a dónde se van tus ganancias. Así puedes calcular el mínimo de dinero que necesitas para “librar” cada mes.
2. Internaliza tu salario en el precio. Muchos emprendedores temen valorar su salario, pero recuerda: tu negocio NO es una organización sin ánimo de lucro.
3. Identifica los servicios sustitutos en el sector de tu empresa (TRX, Cross Fit, Pesas y un largo etcétera), Esto te permitirá hacer un análisis más detallado; toma esto como parámetro, mas no como la regla a seguir.
4. Identifica los valores agregados que ofrece tu producto o servicio. ¿Qué lo hace verdaderamente único? ¿Ahora entiendes que no puedes cobrar $10.00 nada más porque tu vecina lo hace?
5. Comunica bien el beneficio de tu producto o servicio. Pregúntate, ¿por qué los clientes deben comprarlo? Cuando tengas esta respuesta, transmítela al cliente ¡Vende experiencias!
Más que el precio del servicio, lo importante es el valor agregado del mismo. Sin embargo, no basta con tener un valor agregado: también es clave trasmitir sus beneficios a corto y largo plazo.
El precio del capuchino de Starbucks es más elevado que el de  Italian Coffe. Sin embargo, Starbucks no sólo ofrece un capuchino: ofrece una experiencia de compra diferente, un valor agregado al café.

¿Comprendes Méndez o te explico Federico?

sábado, 28 de enero de 2017

¡CUIDADO CON LAS BEBIDAS DEPORTIVAS!


Aunque no lo creas, podrían estar saboteando tu esfuerzo. En promedio, una botella de 200 ml contiene 100 calorías y 14 gramos de azúcares.
Haz cuentas: si caminas 30 minutos quemas entre 200 y 250 calorías. Si tomas una de estas botellas recuperas 100; por lo tanto, al final habrás eliminado solamente un promedio de 100 a 150 calorías.

A CONTINUACIÓN TE DAMOS UNA PEQUEÑA GUÍA 
PARA QUE ELIJAS LA BEBIDA IDEAL:

  • ·    Si tu rutina dura entre 30 minutos y 1 hora, toma solamente agua para hidratarte
  •  Si haces ejercicio de 1 a 2 horas, escoge entre agua o jugos diluidos
  •  Si estas en actividad vigorosa más de dos horas, la temperatura es muy alta o sudas mucho, entonces puedes beber una bebida deportiva.
  • Evita las que contienen cafeína porque son diuréticas y te hacen perder más líquido mediante la orina.

lunes, 9 de enero de 2017

SIN DIETA NO HAY PARAISO



Comienza el año y todos corren al gimnasio a ponerse en forma, lo más seguro es que el entrenador o instructor para satisfacer a su cliente comienza con entrenamientos intensos, rudos y extenuantes, pero un entrenamiento efectivo solo es una parte de la ecuación.

Muchas veces es más fácil un entrenamiento intenso, que someterse a un plan alimenticio sano, variado y suficiente.
Si hay fuerza de voluntad para entrenar ¿por qué no la hay para alimentarse adecuadamente?
Imaginemos un ejercicio de calidad, excelente en cuanto a ejecución, periodización, intensidad y carga de trabajo, pero donde la dieta no es para nada buena, ¿qué es lo que pasaría en este caso?
Pues depende de la dieta, si la dieta es rica en nutrimentos, sobre todo en proteína y cubre las necesidades macronutricionales, pero con un exceso calórico desorbitado, habrá ganancia muscular, ganancia de fuerza, aunque seguramente el resultado fitness no sea óptimo ya que ese exceso calórico hará que se gane grasa.
Si por el contrario la dieta es pobre en proteína, el músculo no va a tener con qué regenerarse, no va a tener "ladrillos" con que edificar, por tanto la ganancia será ínfima o incluso inexistente, por tanto en este caso no habrá avance en fitness aunque haga el entrenamiento perfecto.
La dieta es la clave, sin ella el resultado no es ni parecido a como puede ser si se realiza estricta, pero hay que tener en cuenta que si el entrenamiento no es de calidad (lo siento bailar o hacer como que se baila no es un entrenamiento de calidad), la dieta por sí sola no hace nada, vamos que nadie logra un cuerpo perfecto sólo comiendo sin entrenar como un oso. 
Por el contrario, si combinamos un buen entrenamiento de calidad con un buen plan de alimentación el resultado es asombroso.

jueves, 5 de enero de 2017

DIETA SANA, EJERCICIO AERÓBICO Y MUSCULACIÓN, LA ECUACIÓN PERFECTA

Es necesario hacer ejercicio aeróbico y dieta saludable para perder peso. La cuestión es que se suele olvidar lo imprescindible que es también ganar músculo para ayudar a quemar grasa. Los ejercicios de musculación son fundamentales para eliminar grasa, y deben incluirse en cualquier rutina con un plan de alimentación adecuado y ejercicio aeróbico para conseguir los mejores resultados.

DIETA SANA
Para adelgazar hay que hacerlo pensando primero en la salud y luego, en la estética. Nada de saltarse comidas, “inventarse” dietas o hacer dietas milagro inútiles o con efectos negativos a largo plazo. Hay que comer sano, comer bien y saber qué alimentos no hay ni que probar.
No se trata de contar calorías, sino de saber qué alimentos son saludables, cuales tienen grasas saturadas y aprender a comer para darle al cuerpo lo que necesita, sin exceso, pero sin tener que pasar hambre.
Y, sobre todo, tener siempre presente que la alimentación se debe acompañar de ejercicio físico, de lo contrario la pérdida de peso va a ser mucho más lenta e inconstante.

EJERCICIO AERÓBICO
El ejercicio aeróbico es el auténtico “quema grasas”. Si se hace con la intensidad adecuada durante el tiempo necesario, obliga al organismo a movilizar las reservas de grasa, que se utilizan como energía.
Cualquier plan de adelgazamiento necesita rutinas adecuadas de ejercicio aeróbico para conseguir que el organismo gaste más energía de la que consume, lo cual obligará a que se movilicen las reservas de grasa, que serán empleadas como combustible.
Influye mucho el tipo de ejercicio que se haga, la intensidad, la frecuencia y otros factores propios del individuo, como la genética, que también ayuda a la hora de movilizar grasas para ser empleadas como energía. Hacer dieta sin hacer ejercicio no es suficiente para perder grasa.

MUSCULACIÓN: FUNDAMENTAL PARA QUEMAR GRASAS
La mayoría de las personas (incluyendo a los instructores) piensan equivocadamente  que con alimentación  saludable y ejercicio aeróbico basta, pero esto no es cierto.
El aumentar masa muscular hace que el músculo esté “más duro” en estado de reposo. Esto hace que el músculo necesite más energía para mantener este estado de tensión, por lo que la persona, al aumentar su porcentaje de masa muscular, obliga a que su cuerpo trabaje gastando más energía para mantener ese estado muscular. 
Conocemos a varias personas que llevan mucho tiempo yendo al gimnasio a clases de aerobics, zumba y otro tipo de ejercicios aeróbicos similares. Tienen una excelente resistencia, su estado cardiovascular es envidiable ¡pero su apariencia física es igual a antes de ir al gimnasio!
Pierden grasa, aumentan resistencia al ejercicio, mejoran su estado físicos, pero sus músculos están débiles, conservan grasa localizada en abdomen, caderas, papada… y ahí va a seguir esa grasa, hasta que aumenten su porcentaje de masa muscular, que obligue al cuerpo a estar quemando más energía y eliminando grasa incluso sin hacer ejercicio aeróbico de alta intensidad.


ALIMENTACIÓN SALUDABLE + EJERCICIO AERÓBICO + MUSCULACIÓN = SALUD + ENERGÍA + CUERPAZO